LLAMADO DE LOS AFECTADOS POR TEXACO A LOS ACCIONISTAS DE CHEVRON

Con ocasión del 21 de Mayo 2018, nosotros,  la Unión de Afectados y Afectadas  por las operaciones petroleras de Texaco (hoy Chevron), en representación de más de 30 000 campesinos y indígenas de 6 nacionalidades (Ai’ Cofán, Kichwa, Waorani, Shuar, Siekopai, Siona), nos dirigimos a ustedes esperando ser escuchados y obtener el apoyo a nuestra búsqueda de justicia y reparación. Les hacemos un llamado a respetar nuestros derechos como seres humanos, a proteger nuestras y también sus generaciones futuras.

 

Hace  más de 50 años Texaco inició sus operaciones petroleras en nuestras tierras. Para minimizar sus costos, utilizó técnicas obsoletas, arrojó más de 650 000 barriles de petróleo y vertió más de 16 mil milliones de gallones de residuos de hidrocarburos en ríos y los suelos. Gracias a la magnitud de la contaminación, la empresa adquirió fama, puesto que es uno de los desastres más grandes provocado por la industria, con el agravante de que fue premeditado.

 

Los directivos de Chveron nos han dicho que Texaco había limpiado nuestras tierras y rios, que nuestra litigación es un fraude y que quienes demandaron son « supuestos demandantes » lo cierto, es que no hubo limpieza y nosotros seguimos muriendo por efecto de los desechos tóxicos que permanecen regados en nuestros territorios.

 

No hay reparación. Mucha gente ha venido de todo el mundo a nuestra Amazonia y puede dar testimonio de la enorme polución dejada por Texaco. Lo han visto con sus propios ojos. El proceso no es un fraude, como afirman los directios de Chevron, quienes además se comprometieron ante los jueces de Estados Unidos, a  respetar el veredicto de las cortes ecuatorianas,  pero cuando fallaron en su contra, se negaron a pagar los 9,5 mil millones de dólares deerminados por la justicia.  Nuestros demandantes no son solo nombres, existen. Les  invitamos a venir a  Ecuador a hablar con ellos y ver nuestras tierras y ríos contaminados. Acá podrán verificar como la contaminación se está extendiendo cada vez. Cada año genera más enfermedades y muertes a nuestras comunidades; las aguas tóxicas siguen migrando por los ríos y suelos, afectando gravemente nuestra selva.

 

Hace 25 años, que iniciamos la demanda judicial a Texaco en Nueva York.  Durante todos estos años hemos alzado nuestras voces en el mundo. Premios Nobel y  muchas personalidades reconocidas a nivel global nos han expresado su solidaridad. Nos hemos sumado a centenas de organisaciones trabajando en las Naciones Unidas en la creacion de un instrumento vinculante para que las empresas transnacionales respeten los derechos humanos. En este debate,  el caso Chevron se ha convertido en un ejemplo emblematico de la impunidad de las empresas. 

 

Mientras nosotros demandamos justicia, luego de haber demostrado que la empresa fue responsable de este crimen ambiental,  Chevron ha gastado más de 2 mil millones de dólares para negarnos nuestros derechos.  Por ésto, el mundo ya ha juzgado a  la compañía; su manera de responder en nuestro caso y de imponerse para evitar resolver otros conflictos en el mundo ha demostrado la forma de operar de la compañía, marcada por un esquema de violaciones a los derechos humanos. 

A pesar de todos los esfuerzos de Chevron por evitar cumplir con su obligación, en Canadá los jueces han reconocido nuestra demanda por ser una ltigacion de interés público.

 

Jamás vamos a dejar de reclamar nuestros derechos, para obtener justicia. No vamos a permitir que nuestros hijos sigan naciendo en un ambiente contaminado y   enfrenten enfermedades y muertos  porque Chevron se niega a pagar por la reparación. No vamos a permitir que siga la destrucción de nuestros medios de subsistancia. No vamos a renunciar a nuestro derecho de vivir en paz y  con dignidad, en un ambiente sano.

 

Por esto, les conminamos a votar en favor de las resoluciones para mejorar la gobernanza de la compañía y la práctica de la justicia ambiental, particularmente en relación con los Special Meetings que pueden permitir a los accionistas obtener  informaciones corectas y completas sobre las actividades de la compañía, para llegar a la verdad de cómo generaron la  polución en la Amazonia ecuatoriana.

 

Queremos expresar nuestro agradecimiento a todos los accionistas que han reconocido nuestra demanda y están dispuestos a respetar nuestros derechos y apoyarnos en nuestra búsqueda de justcia y de reparación.

 

Quito, 21 de mayo 2018

 

Willian Lucitante Criollo

Ccordinador

UDAPT – Unión de los afectados y afectadas por las operaciones petroleras de Texaco – Ecuador

 

 

Contactos: Unión de Afectados y Afectadas por las Operaciones de Texaco (UDAPT)

Quito-Ecuador

Teléfono: (+593) 2 273533.

Email: casotexaco@gmail.com

María Eugenia Garcés: (+593) 999225516

 

Posted on mayo 21, 2018 in 21 de mayo, Accionistas Chevron

Share the Story

Back to Top