RESOLUCIÓN 2017 – SEPARACIÓN CEO-CHAIR

Los accionistas solicitan al Consejo de Administración que adopte como política y enmiende los estatutos para exigir que el Presidente del Consejo de Administración sea un miembro independiente del Consejo. Esta política se introducirá gradualmente para la próxima transición del CEO.
Si la Junta determina que un Presidente que fue independiente cuando se seleccionó, cambia su actuar, la Junta seleccionará un nuevo Presidente que cumpla con los requisitos de la política. El cumplimiento de esta política se renuncia si no hay un director independiente disponible y dispuesto a servir como Presidente.
NOTA EXPLICATIVA: Creemos que una supervisión inadecuada del Consejo de Administración ha llevado a la gerencia a malinterpretar una serie de cuestiones de manera que aumenten significativamente el riesgo y los costos para los accionistas. La más urgente de estas cuestiones es el esfuerzo legal en curso por parte de las comunidades en Ecuador para hacer cumplir un juicio de 9.5 mil millones de dólares contra Chevron por la contaminación de petróleo.
Cuando Chevron adquirió Texaco en 2001, adquirió importantes responsabilidades legales, financieras y reputacionales derivadas de la contaminación por hidrocarburos del agua y de las tierras de las comunidades en la Amazonía ecuatoriana. Durante veinte años las comunidades afectadas presentaron una demanda contra Texaco (y más tarde Chevron). El caso llegó a su conclusión en noviembre de 2013 cuando la Corte Nacional Ecuatoriana confirmó un juicio de 9.5 mil millones de dólares contra Chevron.
Los demandantes ecuatorianos han iniciado acciones legales para apoderarse de los activos de Chevron en Argentina, Brasil y Canadá. En septiembre de 2015, la Corte Suprema de Canadá dictaminó por unanimidad que los demandantes pueden proceder a pedir a los tribunales canadienses que reconozcan y apliquen la sentencia de 9.500 millones de dólares, ahora casi 12.000 millones de dólares con intereses legales. El caso se encuentra ahora en un tribunal de Toronto a la espera de una decisión sobre las mociones previas al juicio que podrían determinar el alcance de un juicio de ejecución que podría tener lugar en 2017.
La gerencia de Chevron ha reconocido el serio riesgo para la compañía de la aplicación de la sentencia de 9.5 mil millones de dólares. El Contralor Adjunto de Chevron, Rex Mitchell, ha testificado bajo juramento que tales incautaciones de los activos de la Compañía “causarían un daño significativo e irreparable a la reputación comercial y las relaciones de negocios de Chevron”.
Sin embargo, creemos que Chevron aún no ha informado adecuadamente de estos riesgos en declaraciones públicas o declaraciones a los accionistas. Los inversionistas han solicitado en varias ocasiones que la U.S. Securities and Exchange Commission investigue si Chevron violó las leyes de valores por tergiversar o omitir materialmente la información con respecto a la sentencia ecuatoriana de 9.500 millones de dólares.
En lugar de negociar un acuerdo expediente, justo y completo con las comunidades afectadas en Ecuador, la dirección ha seguido una costosa estrategia legal que ha conducido a importantes errores, incluyendo trasladar el caso de Nueva York a Ecuador. En un movimiento sin precedentes, la gerencia ha acosado y subrogado a los accionistas que han cuestionado la estrategia legal de la Compañía.
En la asamblea de accionistas de 2012 de Chevron, el 38% de los accionistas votaron a favor de esta resolución.
Un Presidente independiente mejoraría la supervisión de la junta directiva de la administración. Por lo tanto, por favor voten POR esta resolucción.

Posted on mayo 31, 2017 in Audiencia EE.UU., UDAPT

Share the Story

Back to Top