Acciones fraudulentas de Chevron

Chevron se valió de todas las vías posibles para intentar terminar con el juicio planteado por los indígenas y colonos de las provincias de Orellana y Sucumbíos y para eso no dudó en usar la vía fraudulenta. Compró laboratorios, Gobiernos, plantó falsos informes técnicos para buscar sitios no contaminados y hasta compró a un ex juez, Alberto Guerra, para armar la historia de que él había escrito la sentencia o que lo hicieron los demandantes, pagando por esto miles de millones de dólares, sin que no pasen de las mentiras.

Ahora, Guerra vive en los Estados Unidos, protegido por Chevron, pero sin que pueda argumentar nada en contra del proceso, pues informes técnicos periciales han desmentido su versión e incluso, BAJO DECLARACIÓN JURAMENTADA EN LOS ESTADOS UNIDOS DIJO QUE LO NO TENÍA NADA EN CONTRA DE LOS DEMANTANTES Y QUE MINTIÓ A CHEVRON PARA LOGRAR UNOS CENTAVOS.

Sin embargo, a sabiendas de esto, la petrolera lo tiene como su testigo estrella.

Leer declaración juramentada: Declaración juramentada Augusto Zambrano

Back to Top