UDAPT pide que el Gobierno ecuatoriano reconozca y aclare la separación entre el caso Chevron y la reparación que se propone emprender

Quito, 10 de abril 2019 – La UDAPT (Unión de los afectados y afectadas por las operaciones petroleras de Texaco – hoy Chevron) en representación de las poblaciones indígenas y campesinas afectadas por los daños de Chevron, señala y remarca que la decisión del Gobierno ecuatoriano de hacerse cargo de la reparación ambiental de los ciertos daños causados ​​por la empresa petrolera Texaco (hoy Chevron) no absuelve de responsabilidades ni extingue las obligaciones judiciales de la empresa hacia las poblaciones afectadas.

La sentencia de la Corte Constitucional de junio de 2018 concluyó definitivamente todos los procesos disponibles en Ecuador. La decisión es definitiva e inapelable en Ecuador, lo que deja establecido que Chevron es responsable por graves daños al ambiente y a los pobladores. La sentencia establece una condena por daños de más 9600 millones de dólares para la reparación de la Amazonía ecuatoriana después del desastre ambiental causado en los años 1964-1992, pero hasta la fecha la sentencia contra Chevron permanece sin ser cumplida. La UDAPT quiere resaltar y que el Gobierno de Ecuador reconozca que existe una diferencia total entre las obligaciones emanadas de dicha sentencia y las obligaciones que emanan del Contrato de Remediación firmado entre Ecuador y Texaco en 1995. Explica que la decisión del Gobierno ecuatoriano de reparar las áreas afectadas responde al cumplimiento de sus obligaciones establecidas en el contrato y que nada tienen que ver con lo ordenado en la sentencia contra Chevron, que incluye reparaciones por daños culturales, a la salud de las poblaciones locales y al ecosistema.

Por lo tanto, UDAPT declara que no está opuesta a la iniciativa del Estado de asumir la remediación de los pasivos ambientales que le corresponden por el Contrato de 1995. Aclara que será necesario que se certifique conjuntamente un plan de acción inclusivo y transparente que involucra activamente las poblaciones afectadas. Guillermo Grefa, dirigente de la UDAPT, explicó “Ya hemos expresado nuestras dudas sobre la respuesta del Gobierno a nuestra solicitud de aclaración sobre el plan de acción y esperamos que el Estado llegue lo antes posible a un plan de reparación integral, serio y responsable, construido desde abajo hacia arriba y que realmente beneficie al la Amazonía y a las poblaciones indígenas y campesinas que la habitan.”

De la misma manera, explicó, “continuaremos exigiendo que la compañía Chevron cumpla con su responsabilidad, confirmada por los cuatro tribunales del proceso de justicia ecuatoriano. Consideramos que el laudo emitida el 30 de agosto de 2018 por panel de árbitros de protección de inversiones es ilegal e inconstitucional, pues ordena al Estado ecuatoriano entrometerse en un litigio entre privados y cancelar la decisión a favor de los afectados y afectadas, además de pagar a Chevron una indemnización aún desconocida por el presunto daño económico y moral causado.

Nuestra lucha por la justicia y por los derechos de la Amazonía y de las poblaciones que viven allí, que sigue adelante por más de 25 años, no se se dentendrá por este laudo de arbitraje ni ante la decisión del Estado de implementar un plan de reparación; una decisión que consideramos insuficiente e inadecuada, así como un claro intento de cumplir con determinadas condiciones del Fondo Monetario Internacional para limpiar la imagen de la petrolera Chevron.

En conclusión, pedimos al Gobierno ecuatoriano que reconozca que la reparación que pretende efectuar no está de ninguna manera vinculada, ni es sustitutiva del fallo final emitido por los tribunales ecuatorianos.

Contactos:

Giulio Fabris: +393396053548 / 0994783199

Ludovico Ruggieri: +393338354082 / 0980333806

Posted on abril 10, 2019 in noticias

Share the Story

Back to Top