INFORME RECIENTE PROVEE EVIDENCIA DE ATAQUES DE CHEVRON EN CONTRA DE LAS VÍCTIMAS

Informe reciente provee evidencia de ataques de Chevron en contra de las víctimas de sus actividades en Ecuador y defensores de los derechos humanos en Estados Unidos

 

El 25 de noviembre de 2015, el CETIM presentó al Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos, un informe respeto a los ataques de Chevron Corporation, contra defensores de derechos humanos en Estados Unidos y Ecuador. Su urgente intervención fue requerida para parar los intentos de Chevron por criminalizar las víctimas de sus actividades en Ecuador y silenciar a sus defensores.

 

Chevron es responsable de uno de los peores desastres petroleros en el planeta.  En 26 años de perforación petrolera en la región Amazónica de Ecuador, Chevron (anteriormente Texaco) contaminó más de 450 mil hectáreas de una las regiones más biodiversas del planeta. Chevron intencionalmente descargó a la selva ecuatoriana más de 30 veces la cantidad de petróleo derramada en el desastre del Exon Valdez.  Más de 60 mil millones de litros de agua tóxica fueron arrojadas en los ríos y arroyos y 880 piscinas de desechos fueron construidas.

 

Después de 22 años de litigación y a pesar de un fallo de la justicia ecuatoriana, la impunidad de Chevron continúa y las víctimas de sus actividades en Ecuador siguen esperando por justicia y el pago para la reparación de sus territorios. Por su parte, Chevron niega su responsabilidad y ha dedicado enormes esfuerzos y recursos a desconocer el fallo, perseguir a las víctimas y silenciar a sus defensores.

 

“Este caso claramente demuestra la necesidad de un tratado internacional vinculante sobre las transnacionales y los derechos humanos porque en la actual situación, la mayoría de estados no tienen la capacidad de sancionar a las empresas transnacionales por sus actos, solamente los más poderosos lo logran”, dijo Melik Özden, director del CETIM.

 

Así, mientras los Estados Unidos han logrado que la compañía petrolera BP pague 18.700 millones de dólares por el petróleo derramado en el Golfo de México en el 2010, las víctimas de Chevron en Ecuador siguen esperando por justicia y reparación después de 22 años de litigación y a pesar de una sentencia condenatoria emitida por las Cortes ecuatorianas.

 

El CETIM presta su apoyo a la Unión de Afectados por la Petrolera Chevron-Texaco en Ecuador (UDAPT), que representa las 30 mil víctimas y comunidades afectadas en Ecuador, para acceder a los mecanismos de protección de las Naciones Unidas y conseguir su intervención.  Dos informes (declaraciones escritas) ya se han presentado al Consejo de Derechos Humanos en junio de 2014 y junio 2015 (véase A /HRC/29/NGO/23 y A/HRC/26/NGO/74).

 

En esta nueva comunicación al Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, la atención se centra en la severa campaña de represalias a través de litigios y otras formas de intimidación infligidas por la empresa y sus agentes contra las comunidades ecuatorianas, quienes ganaron un significativo juicio ambiental en contra de Chevron Corporation en 2011. La comunicación se basa en un informe elaborado conjuntamente por el CETIM y la UDAPT, en el que participó activamente Aaron Page, miembro del equipo de abogado de los demandantes en Estados Unidos.

 

“La intervención del Relator Especial de las Naciones Unidas es necesarias para recordar a los países involucrados, que el derechos internacional les obliga a garantizar que sus sistemas de justicia tengan garantías suficientes para prevenir que los actores poderosos, como las corporaciones multinacionales, manipulen a las cortes y los procesos judiciales para intimidar o buscar retaliaciones en contra de oponentes, a costo de la libertad de expresión y otros derechos humanos”, explicó Aaron Marr Page.

 

Por su parte, Pablo Fajardo, abogado principal de los demandantes ecuatorianos, sostiene que los afectados han “luchado nueve años en las Cortes de los Estados Unidos, 12 años en Ecuador, tres años en las cortes de Canada, Brasil y Argentina, ahora incluso ante la Corte Criminal Internacional, pero lamentablemente pese a todo el esfuerzo, y a la fortaleza de muchos jueces y sistemas judiciales, aún no se encuentra pleno acceso a la justicia. lo que nos hace pensar que el problema está en el sistema de justicia, que protege a las corporaciones y las vuelve impunes ante graves crímenes ambientales, sociales y culturales que cometen en muchas partes del mundo”.

 

En el reporte entregado al Relator Especial de las Naciones Unidas se llama la atención sobre una preocupante estrategia a través de la cual Chevron, por años, ha usado juicios civiles y cuasi penales, y denuncias penales, en contra de los defensores de derechos humanos que se oponen a ella. La estrategia es parte del objetivo de la empresa de “manchar” la sentencia  ambiental dictada contra ella, con alegaciones fabricadas de soborno, fraude e incluso “extorsión”. La necesidad de fabricar dichas alegaciones ha llevado a la compañía a implementar tácticas aún más opresivas, incluyendo la presentación de decenas de demandas de “descubrimiento” encaminadas a obtener información privilegiada y privada entre abogado-cliente, pagos en efectivo a testigos por testimonios sobre “hechos”, y el uso de decenas de investigadores privados para espiar a los defensores, incluyendo las conversaciones privilegiadas con sus abogados.

 

La estrategia somete a los defensores a graves intimidaciones, acosos físicos y emocionales, daños a la reputación, presiones financieras hasta el punto de la bancarrota, e incluso miedo a consecuencias penales por falsedades.

 

Las acciones legales iniciadas por Chevron, que manifiestan claramente una estrategia de intimidación y la búsqueda de un objetivo de acuerdo a sus propios intereses, (manchar el juicio ambiental en contra de ella ), representan una situación urgente que amenaza los defensores de derechos humanos y su causa.

 

El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de los derechos humanos es llamado a intervenir en defensa de los principios de derechos humanos y de los defensores bajo ataque por medio de esta estrategia, e a instar a los Estados Unidos a implementar medidas que protejan mejor los defensores de derechos humanos de litigios civiles y cuasi – penales abusivos de este tipo.

 

Leer el informe completo aquí (solo disponible en inglés)

Posted on diciembre 16, 2015 in noticias

Share the Story

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top