Tratado Vinculante Un Mecanismo De Justicia

*María Eugenia Garcés Caamaño

El 26 de junio de 2014 las Naciones Unidas crea el grupo Intergubernamental de trabajo sobre corporaciones transnacionales y otras empresas comerciales en materia de derechos humanos1 para elaborar un tratado vinculante que regule las acciones de las empresas transnacionales y comerciales a fin de garantizar el cumplimiento de los derechos humanos. Para tal cometido, la comisión ha iniciado una serie de consultas sobre los aspectos que debe contener dicho instrumento. El grupo de trabajo está presidido por Ecuador, que ha sido uno de los Estados que ha impulsado esta iniciativa.

Durante la primera sesión de trabajo se establecieron paneles con temáticas que podrían incluirse al tratado vinculante: la aplicación de los principios Rectores de las NNUU sobre las empresas y derechos humanos, la cobertura del instrumento vinculante; las obligaciones de los Estados, incluidas obligaciones extraterritoriales; las responsabilidades de las empresas transnacionales; el diseño de mecanismos nacionales e internacionales. Posteriormente se desarrollaron eventos de consulta, reuniones y grupos de trabajo que permitieron llegar a la Segunda Sesión del Grupo de Trabajo, en el que se estructuraron seis mesas de discusión, para debatir sobre el contenido, alcance, naturaleza y forma del instrumento internacional vinculante.

Los temas analizados versaron sobre: los impactos sociales, económicos y ambientales generados por las corporaciones transnacionales y otros negocios sobre los derechos humanos y los desafíos legales que se presentan, tomando en cuenta las brechas legales para el acceso a la justicia de las poblaciones impactadas; obligaciones principales de los Estados, incluidas las obligaciones extraterritoriales para proteger los derechos humanos; obligaciones y responsabilidades de las corporaciones transnacionales con respecto a los derechos humanos; alcance de aplicación del instrumento vinculante; fortalecimiento de la cooperación internacional; avanzar en la aplicación de los principios rectores; lecciones aprendidas y cambios en el acceso a la remediación.

Paralelamente a este trabajo en Naciones Unidas, la sociedad civil ha generado importantes iniciativas para que las expectativas de las poblaciones del mundo sean recogidas por el grupo de trabajo, entre ellas una de las más activas es la Campaña GlobalDismantleCorporatePower2, que está constituida por más de 200 movimientos a nivel mundial. En el Ecuador formamos parte de esta iniciativa: la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Ecuador Decide y la Unión de Afectados/as por Texaco.

Este colectivo ha construido de manera participativa un documento base con seis puntos que piden sean incorporados al Tratado Vinculante:

1. Alcance: Las empresas transnacionales deberán abstenerse de cometer cualquier acción contraria a los derechos humanos y se les deberá obligar a actuar en el marco del respeto a los

derechos humanos. Para su incumplimiento es necesario establecer una estructura jurídica, administrativa y política, para que rindan cuentas a tribunales nacionales e internacionales.

2. Responsabilidad de las ETN por perjuicios a los derechos humanos, contemplando mecanismos de los Estados para transparentar sus acuerdos, revelar los países en los que operan las transnacionales y sus subsidiarias, bajo el principio de unidad económica; incorporación en las legislaciones de los Estados cláusulas sociales, laborales y ambientales para los procesos de licitación; la posibilidad de acceso, por parte de las víctimas, a la justicia internacional (Corte Internacional), o la aplicación del mecanismo de “fórum necessitatis” para permitir a las víctimas el acceso a la justicia en cualquier Estado en el que la compañía tenga un nivel significativo de actividades

3. Un Tribunal Internacional sobre Empresas Transnacionales y Derechos Humanos; la obligación de los órganos de tratados de la ONU y otros instancias internacionales para que acepten quejas contra ETNs e Instituciones Internacionales Econóomico-Financieras y remitirlas al Triibunal Internacional sobre Empresas Transnacionales y Derechos Humanos. Reformas al estatuto de la CPI para ampliar su jurisdicción y juzgar a personas jurídicas; aprobación de normas internas por parte de los Estados para regular la responsabilidad extraterritorial por las prácticas de las Transnacionales, sus filiales de hecho o derecho y sus proveedores, subcontratistas y licenciatarios. Ejercicio de acciones por parte de los Estados para recibir denuncias relacionadas con delitos de genocidio, lesa humanidad y otros regulados en el Estatuto de Roma.

4. Responsabilidad solidaria y mancomunada de las Empresas Transnacionales con sus directores y sus cadenas de valor, para lo cual es indispensable incluir en el tratado una herramienta jurídica que permita ampliar la responsabilidad según el tipo de relación entre la empresa matriz y las empresas dependientes

5. Inclusión de reglas sobre obligaciones de las Instituciones Financieras Internacionales (IFIs), así como sobre la conducta del régimen internacional del comercio e inversiones, para que estos organismos no amenacen las capacidades de los estados para cumplir sus obligaciones respecto al cumplimiento de los derechos humanos; realizar evaluaciones ex post de los proyectos que financian y las políticas que recomiendan; asunción de responsabilidades de la reparación de daños causados; entre otros; también incluye al régimen de comercio e inversiones, que garantizan y legitiman la impunidad de las ETNs

6. Garantías a la protección de derechos de los afectadosy afectadas y las diferentes reparaciones, ampliando la definición de tales términos, asociándolas a los derechos humanos e incluyendo principios fundamentales: gratuidad del proceso, posibilidad de recursos colectivos, celeridad en los procesos, limitación de las soluciones transnacionales.


 

1 Human Rights Council Resolution A/HRC/RES/26/9 (resolution 26/9) on June 26th, 2014

2 http://www.stopcorporateimpunity.org/wp-content/uploads/2016/10/SIX-points_ESP.pdf

Posted on julio 19, 2017 in Tratado Vinculante

Share the Story

Back to Top