REUNIÓN DE ACCIONISTAS DE CHEVRON ENSOMBRECIDA POR EL DESASTRE EN ECUADOR

chevron_tóxico chevron tóxico

REUNIÓN DE ACCIONISTAS DE CHEVRON

ENSOMBRECIDA POR EL DESASTRE EN ECUADOR

 

EL CEO John Watson se niega a responder sobre los cuestionamientos alrededor de las evidencias que prueban la responsabilidad de la compañía en la contaminación ambiental de la Amazonía ecuatoriana

Quito-Ecuador, 28 de mayo de 2015 – El CEO de Chevron, John Watson no pudo escapar a la indignación pública y la molestia de los accionistas por su mal manejo del juicio ambiental y la sentencia de 9.500 millones de dólares por el desastre ambiental causado en la Amazonía ecuatoriana. A propósito de la Reunión Anual de la Junta de Accionistas una coalición creciente de las comunidades afectadas por las irresponsables operaciones de Chevron y organizaciones ambientales regresaron a la sede de la compañía para denunciar su patrón de abusos contra los derechos humanos, la destrucción del medio ambiente y los ataques a la democracia.

Humberto Piaguaje, indígena Siekopai, quien coordina la Unión de Afectados por Texaco-Chevron, y está conformada por más de 30 mil pobladores que han sufrido los impactos del desastre ambiental ocasionado por la petrolera y que ganaron el juicio ambiental en las Cortes ecuatorianas, increpó a Watson, durante la reunión.

“¿Te gusta escuchar el grito de la gente y luego hacer oídos sordos cuando exigen justicia para una vida digna para las futuras generaciones de nuestro pueblo y para la vida armoniosa de la naturaleza?” Piaguaje desafió a Watson. “¿Crees que es bueno para hacer dinero cuando el costo se paga con vidas humanas, daños al medio ambiente, y sin responder a las consecuencias que ha causado?”

Watson respondió burlándose de la legitimidad de las víctimas en Ecuador. “Me entristece mucho que el pueblo de Ecuador siguen siendo utilizados por los abogados litigantes en los Estados Unidos” afirmó, tras mostrar un video con el que pretendió victimizar a la compañía, lo que reafirma su intención de desprestigiar el proceso a través de campañas de relaciones públicas.

La ONG norteamericana, Amazon Watch, apoyó al dirigente indígena, mientras hablaba directamente a Watson y al consejo de administración de la compañía; por otro lado, más de 100 manifestantes y una coalición de organizaciones ambientales y de derechos humanos se reunieron a las afueras de la sede de la Junta de Accionistas, llevada a cabo en San Ramón, California.

Kevin Koenig, Director del Programa Ecuador de Amazon Watch, fue impedido de dirigirse a los miembros de la Junta, cuando intentó alertarles sobre la existencia de un informe forense que ratifica que la sentencia fue escrita por el Juez Nicolás Zambrano y no por los abogados de los afectados, como lo predica Chevron, sin que cuente con sustento legítimo alguno, con el fin de deslegitimar la sentencia y evitar el pago de la misma.

Con este informe, se desvirtúan las declaraciones falsas del ex – juez ecuatoriano Alberto Guerra, quien sirvió de testigo a la petrolera durante el caso RICO, llevado adelante por el Juez Lewis Kaplan. La propia empresa reconoce haber pagado a Guerra, quien se encuentra protegido y pagado por Chevron en Estados Unidos.

A pesar del altercado, el activista Koenig hizo notar a los directivos de la compañía, que “al afirmar en su propio video que había” remediado “porciones de sus residuos tóxicos, Chevron tácitamente admite haber vertido los residuos” e increpó a Watson para que respondiera sobre los videos entregados por un denunciante, que revelan que los técnicos de la empresa, realizaban pre-inspecciones en busca de sitios limpios de residuos tóxicos, para coger muestras y engañar a los jueces durante las inspecciones judiciales. Watson sin ningún respaldo negó rotundamente la legitimidad de las críticas a sus operaciones en Ecuador.

En los vídeos internos de Chevron, que ahora están en manos de Amazon Watch, se evidencia que los técnicos de la petrolera entrevistaron a los residentes de la selva Amazónica, quienes les informaron que continuaban enfermando y muriendo por el agua contaminada. En uno de ellos se aprecia el momento en el que un poblador pide ayuda a los empleados de la multinacional, porque había perdido a sus dos hijas. Este video demuestra que el “CEO Watson sabía que este hombre había perdido a su familia, diez años antes, en zonas donde sólo Chevron operaba. ¿Usted levantó un dedo para ayudarlo?, no, usted lo llama criminal y ataca a cualquiera que se solidarice con él”, acusó Paúl Paz y Miño, director de Amazon Watch, quien asistió a la reunión de Accionistas.

“John Watson ha creado un legado de mentira, engaño y destrucción en Chevron”, dijo Paz y Miño. “Cuando en Canadá, Brasil o alguna otra nación se apoderen de sus activos para pagar por los crímenes de Chevron, Watson tendrá que enfrentarse a los accionistas una vez más, y explicar por qué perdió miles de millones de valor en el mercado. Sin embargo, aun cuando Chevron, finalmente, pague su deuda con el pueblo de Ecuador, Watson todavía será recordado como el hombre que permitió que hombres inocentes, mujeres y niños sufran graves daños, a causa de las políticas de la compañía”.

Los accionistas también golpearon a Watson, al dar un alto nivel de apoyo a una resolución relacionada con el tema de la contaminación Ecuador. La resolución recibió el apoyo del 31% de los accionistas, que representan 62 mil millones de dólares de cuota en el mercado. “Esto representa un gran reproche al liderazgo de Watson”, dijo Paz y Miño.

Mientras esto ocurría en el interior del edificio donde se llevó a cabo la reunión, afuera manifestantes entregaban más de 200.000 nuevas firmas en peticiones que piden a Chevron que pague la sentencia para reparar los daños causados. Un llamamiento mundial para la empresa fue firmado por cientos de organizaciones e individuos, incluyendo a Premios Nobel de la Paz, Premios Nobel Alternativos, Premios Goldman, entre otras figuras mundiales.

Chevron ha estado huyendo de la ley tras ser declarado culpable por un tribunal ecuatoriano, que fue la jurisdicción escogida por la compañía. Mientras tanto ha dejado que las comunidades sobrevivan entre piscinas de desechos tóxicos, agua contaminada y los derrames de crudo no reparado, en una zona que antes fue la de mayor biodiversidad del planeta.

 

***

Contactos: Unión de Afectados y Afectadas por las Operaciones de Texaco (UDAPT)

Quito Ecuador

Teléfonos: (593) 2 273533

Correo electrónico: casotexaco@gmail.com

María Eugenia Garcés: (593) 999225516

Nancy Rodríguez: (593) 999949337

#

Posted on mayo 28, 2015 in noticias

Share the Story

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top